Introducción a la táctica (3): Sistemas de recepción

LA RECEPCIÓN DEL SAQUE
A la hora de escoger el sistema que vamos a utilizar para la recepción del saque, deberemos tener en cuenta diferentes claves: la edad y nivel de los jugadores, el nivel en el que compiten y el tipo de saque al que se van a enfrentar.
En el voleibol profesional, ya sea masculino o femenino, prácticamente se han unificado los criterios, y todos los equipos reciben mediante un sistema parecido donde prevalecen los tres receptores para el saque en salto en potencia, y dos receptores o dos más uno para los saques flotante.
Dentro de nuestra formación de recepción de base, pueden existir ciertas variaciones en función del nivel de cada receptor, de la rotación en la que se encuentra el equipo, de qué atacantes son delanteros y traseros, del tipo de saque rival, de la zona de ataque de los jugadores, etc., pero nosotros no vamos a entrar a definir cada uno de estos casos, sino que vamos a exponer los sistemas más comunes. La responsabilidad del entrenador es saber escoger el sistema más adecuado o realizar adaptaciones en función de la situación particular en la que nos encontremos.

Principales sistemas de recepción y sus evoluciones
Sistemas de recepción con cinco jugadores:
Los sistemas con 5 receptores son utilizados en categorías inferiores. Podemos hablar de dos tipos:

  • Sistema en W. Es el más utilizado en iniciación debido a que focaliza su atención en los saques cortos o de media distancia, normales en esa etapa, pues los jugadores tan solo ponen el balón en juego. Consiste en reforzar el centro del terreno de juego con tres receptores, dejando tan solo dos para el fondo del campo.
Sistema W
  • Sistema en semicírculo. En este sistema, el jugador en P6 se encuentra más atrasado, reforzando así el fondo del campo con respecto al sistema anterior.
Sistema en semicírculo

Sistema de recepción con cuatro jugadores
Las formaciones con cuatro receptores son una primera evolución hacia un voleibol más avanzado, sin tener todavía una gran complejidad. Tienen la ventaja de que mantienen un número alto de receptores, pero disponiendo de dos jugadores libres (el colocador y un atacante). Estos sistemas se pueden utilizar para facilitar la penetración del colocador, ocultar a aquellos jugadores menos hábiles en la recepción o incluso favorecer la transición al ataque del jugador liberado. Estos son los fundamentales:

  • Sistema en U. Es prácticamente igual que el sistema con cinco receptores, pero eliminando el jugador retrasado en el centro del campo. De esta manera, dos jugadores se encuentran adelantados para balones cortos o medios y otros dos atrasados para balones más largos.
Sistema U
  • Sistema en rombo. En él hay tres jugadores más atrasados y un tercero adelantado y encargado tan sólo de los balones cortos. Este jugador adelantado es un receptor atacante, con poca responsabilidad en la recepción. En general, es un sistema poco utilizado. Se puede parecer a los sistemas de recepción con ayudas que veremos más adelante.
Sistema en rombo
  • Sistema en línea. Los jugadores se mantienen casi a la misma distancia de la red, respetando sus posiciones en el campo, dividiendo el campo en cuatro líneas de recepción. Este sistema se puede ver en alto nivel en caso de saques en salto en potencia, aunque en ese caso la línea de recepción será bastante más retrasada que en categorías inferiores.
Sistema 4 en línea

Sistemas de recepción con tres receptores
Las formaciones con tres receptores, permiten liberar, de manera general, a dos jugadores para el ataque más el colocador. Normalmente en estos sistemas, los receptores serán siempre los mismos jugadores, si es que contamos con un líbero, por lo que se utilizan cuando empieza la especialización de los jugadores o cuando éstos ya están formados. Estos son, en nuestra opinión, los sistemas más utilizados:

  • Sistema de tres receptores en línea. En este sistema se vuelve a recibir por pasillos, con cada jugador recibiendo una línea de, aproximadamente, 3 metros de ancho.
Sistema 3 en línea
  • Sistema 2+. Para esta situación, trabajamos con dos receptores principales y un tercero que abarca menos terreno de juego. El receptor con menor responsabilidad, puede ser un atacante delantero al que mantenemos en la recepción, pero dando prioridad a la acción ofensiva posterior, o un receptor más débil al que queremos proteger.
Sistema 2 + 1

Sistema de recepción con dos jugadores
Este tipo de formación se utiliza sólo con jugadores especializados en la recepción. En un sistema que se ve en casos de saques flotantes, que no vuelan a una velocidad tan alta como un saque en salto, para el que sí que sería necesario un tercer receptor.
Generalmente, este sistema lo componen el líbero y el mejor receptor del equipo, aunque en casos donde ambos receptores tienen similar nivel técnico será el receptor en zona zaguera el que forme parte del sistema.

Sistema de dos receptores

Recepción con ayudas:
Las ayudas en recepción, no las vamos a considerar un sistema en sí mismo, sino que las vamos a utilizar dentro de algunos de los sistemas que ya hemos visto anteriormente. Ya utilicemos una formación con cuatro, tres o dos receptores, el resto de los jugadores (a excepción del colocador), pueden asumir un rol activo en la recepción de determinados saques, generalmente los saques cortos.
Para la utilización de las ayudas, es fundamental que los jugadores que las van a realizar tengan la suficiente calidad técnica y que, además, la comunicación y coordinación entre los miembros del equipo sea buena.
En estos gráficos, os mostramos cómo podrían ser las ayudas en un sistema con 4, 3 o 2 receptores en rotación con colocador en zona 5. Evidentemente, las variables son múltiples en cada rotación, y estos son sólo unos ejemplos de los muchos posibles.

Recepción en función del saque
Otro aspecto que se debe tener en cuenta en la recepción, es la posición en la que se van a situar los jugadores según la procedencia y el tipo de saque.
En el caso de los saques de abajo o flotantes, en los que el balón vuela a una mayor velocidad, los receptores se situarán más adelantados. En el caso de los saques en salto, donde el tiempo de vuelo del balón es menor y, por tanto, también el tiempo de percepción de la trayectoria, la posición será más retrasada en el campo.

Posición retrasada para saques en potencia
Posición adelantada para saques flotantes

Si nos fijamos, sin embargo, en el lado de la cancha de la que procede el servicio, se realizarán ligeras variaciones en la posición de los receptores, desplazándose hacia el lado de origen del saque. Asimismo, las responsabilidades de los receptores variarán en ese caso como vemos en los siguientes gráficos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s