El jugador de voley playa y el entorno

Cuando mencionemos a alguien que somos jugadores o entrenadores de voley playa, seguramente aparezcan en su mente imágenes de sol, playa y diversión. Sin embargo, los que conocemos este deporte de primera mano sabemos que no siempre el entorno que nos rodea es así de ideal y en ocasiones nos vemos obligados a jugar en condiciones realmente difíciles.FSPAV_V_20170602-170929

El deporte del voley playa al ser practicado, de manera general, al aire libre está lleno de factores que pueden influir en el juego de manera negativa (o positiva, según sepamos utilizarlos). Elementos como la temperatura, la posición del sol, la dirección del viento o el tipo de arena, deben ser tenidos en cuenta a la hora de preparar las competiciones para intentar adaptar nuestras habilidades técnicas a los diferentes factores que pueden influirnos durante la competición.

Es fácil que, cuando las condiciones atmosféricas son adversas, los jugadores no quieran ir a entrenar. La lluvia o el viento siempre son molestos en deportes al aire libre y en el voley playa hacen que disminuya el control a la hora de tocar el balón. Debemos entender que estas condiciones son posibles en algunos de los torneos que participemos y que es necesario jugar/entrenar aunque el viento o la lluvia lo hagan difícil.

Si nuestros equipos juegan un circuito determinado (pongamos como ejemplos el Campeonato de España o el Circuito Mundial), tendrán en su planificación los lugares a dónde deberán desplazarse a competir. Esto te da una idea de lo que se encontrarán en dichas sedes y podremos preparar unos entrenamientos que nos ayuden a adaptarnos a esas circunstancias. Para aclarar un poco más el tema podremos un ejemplo sencillo: no será lo mismo competir en La Haya, donde suele hacer viento, llover y hacer frío y la arena no es muy pesada, que jugar en Alicante, donde las condiciones climáticas y el entorno suele ser perfecto y cuesta algo más moverse por su arena. Los jugadores y entrenadores con experiencia saben de estas circunstancias en lugares que normalmente se repiten año tras año, por eso saben que lo ideal es prepararlas con antelación, ya sea desplazándose antes al lugar del evento o entrenando en sitios con condiciones similares.

Sin embargo, estamos hablando de jugadores profesionales que deben estar preparados para casi cualquier situación. En caso de los jugadores con los que vamos trabajando desde una edad temprana, lo primero será hacerles comprender como influyen todos estos factores que afectan en nuestro juego y como utilizarlos para que jueguen a nuestro favor. Vamos a ir repasando uno a uno los que creemos más influyentes:

Viento:

Este elemento no afecta a todas las parejas de la misma manera, a muchos les gusta mientras que otros lo temen. La más mínima brisa siempre puede influir en el vuelo del balón y será importante que nuestros jugadores lo tengan en cuenta. Antes de empezar a jugar, debemos saber hacia dónde sopla, si es lo suficientemente fuerte, si va a rachas o hace cambios de dirección, etc. Estudiar el viento es parte de nuestra preparación prepartido y debe influir a la hora de elegir el campo en que empezamos a jugar. El equipo que tiene el viento soplando a su cara es el más beneficiado y debe aprovecharlo para distanciarse en el marcador en ese momento. Es importante reducir  el número errores no forzados o fallos de saque cuando nos encontramos en el campo “bueno” y la fuerza del viento es importante.DSC_0212

Sin embargo, no siempre lo tendremos tan fácil como tener el viento a favor o en contra. A veces el viento será lateral o diagonal y hará que el juego se complique aun más. En estos casos debemos vigilar hacia que lado sopla el viento en nuestra recepción, colocación, saque o ataque. Cuando nos situemos en una posición que nos da de cara deberemos empujarlo más, pero cuando nos da la espalda debemos tener cuidado de no darle demasiada fuerza para no salirnos del campo de juego. Lo más importante, aplicar la lógica y analizar la situación para poder reaccionar de la manera adecuada.

Lluvia:

El problema aquí es más simple, pues la lluvia lo que hace es mojarnos. Esto generalmente provoca un descenso de la temperatura corporal, algo que debemos remediar utilizando la ropa adecuada. Sin embargo, a nosotros lo que nos preocupa es la influencia del agua en la técnica de juego, en cómo evitar que reduzca nuestro rendimiento en competición. Generalmente surgen varios problemas: el primero es que al jugar los balones altos nos entra agua en los ojos que limita la visión; otro problema es que el balón se vuelve resbaladizo, influyendo de manera decisiva a la hora de poder tocar de dedos o controlar el balón de antebrazos cuando este vuela a más velocidad, como en recepción o ataque. Además, nos encontraremos que el balón se volverá más pesado a medida que se humedezca, influyendo en todas las técnicas de juego, pero especialmente en acciones con una sola mano, como el ataque o el saque.

En el primero de los casos no hay demasiado que podamos hacer; utilizar gorras o gafas (aunque estas se llenarán de gotas) para minimizar las molestias en los ojos puede servir de ayuda. En el segundo caso, si no confiamos en poder realizar un buen toque de dedos en la colocación lo mejor siempre será meter los antebrazos; para la recepción y la defensa, será necesario concentrarse en buscar un buen posicionamiento y una buena plataforma de golpeo para evitar que el balón resbale y perder el control. En el caso del peso, nos encontraremos que es necesario imprimir una mayor fuerza en los golpeos de lo habitual. A la hora de dirigir el balón hacia una zona determinada, tendremos que tener en cuenta este peso añadido.

Sol:

Además de por motivos de salud, algo que debemos controlar mediante el uso regular de cremas solares, protegiéndonos con ropa y acudiendo al dermatólogo para evaluar el estado de nuestra piel; su posicionamiento en el cielo puede perjudicarnos a la hora de visualizar tanto el balón como el campo contrario. Jugar con gafas de sol es casi una exigencia, sin embargo a veces ni ellas ayudan en determinadas situaciones. Aunque la ubicación de los campos en un torneo debe ser de Este a Oeste para que el sol moleste lo menos posible, sabemos que en muchas ocasiones la ubicación de la playa hace que eso no sea posible. En ocasiones el equipo que recibe tiene el sol de cara, otras el jugador que coloca pierde de vista el balón porque el sol se encuentra en su máxima altura o lo suficientemente bajo como para molestar en el lateral, etc. Estas situaciones debemos preverlas y jugar con ellas a nuestro favor, intentando buscarlas durante nuestra competición. Es decir, si sabemos que en una determinada posición el jugador contrario no ve cuando sacamos, debemos sacar siempre desde esa posición.

Temperatura:

Relacionado con el sol, se tiende a evitar las horas de más calor a la hora de entrenar. Sin embargo no siempre será lo correcto, pues en muchos torneos nos puede tocar jugar en horas del día donde la temperatura es elevada. A nivel corporal siempre debemos hidratarnos previamente, durante y tras el partido, proteger nuestra piel con cremas solares o incluso nuestros pies con escarpines si la arena está demasiado caliente. Será bueno adaptar nuestro cuerpo entrenando en horas donde el calor es elevado, pero siempre teniendo en cuenta la salud de nuestros jugadores y controlando el riesgo de sufrir deshidratación, golpes de calor, etc.

Con el caso del frío, siempre podremos cubrir nuestros cuerpo con ropas adaptadas para el deporte que funcionan casi como una segunda piel. Los jugadores deben tener en cuenta que en este caso deben jugar exactamente iguales.

Arena:

Como bien sabemos, las playas no son nunca iguales. El tipo de arena puede llegar a ser realmente diferente entre unas a otras. Herrera-golpea-sanroqueno-Adrian-Gavira_1164793747_71806625_667x375El tamaño del grano, la textura, el polvo que contiene o incluso el color, pueden influir en nuestra manera de jugar. Playas con grano gordo hace que los jugadores se realicen cortes en rodillas y codos, el polvo impide la visión e incluso respirar, el color oscuro normalmente significa que fácilmente se eleva su temperatura. Además de estas variantes debemos tener en cuenta, si lo que queremos es construirnos una pista de entrenamientos, que la arena no debe absorber la humedad.

Pero por lo general, en lo que más se fijan los jugadores es si la arena es pesada o no. Todos sabemos de la dificultad que entraña moverse por la arena, con lo cual si esta es compacta será más sencillo movernos y saltar y los jugadores con más potencia se verán beneficiados de las condiciones de este tipo de playas. Lo mismo sucede en playas con poca arena. La dureza permite una mayor potencia de salto y hace que los jugadores eviten las defensas con caídas por miedo a herirse. Este tipo de playas con poca arena deben ser evitadas por equipos con proyectos importantes, pues el peligro de lesión es real y sólo se suelen jugar aquí torneos de segundo nivel. Pero igual que tenemos arena compacta tenemos arena muy pesada. En casos extremos podemos llegar a no ver nuestros pies cuando nos movemos, son playas donde la técnica del jugador prevalecerá sobre la potencia. Jugadores técnicos y buenos defensores se verán beneficiados, pues la dificultad a la hora de moverse hará que toques precisos y buenas lecturas nos lleven a la victoria. Bajo nuestro punto de vista siempre que podamos debemos buscar este tipo de arena, pues el cambio a una arena menos pesada siempre nos será beneficioso.

 

Como véis, existen muchos elementos que debemos tener en cuenta en la preparación de la competición. Ahora sois vosotros los que deberéis analizar la importancia de estos elementos y su influencia a la hora de entrenar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s